: : ACERVO

El Acervo

La Biblioteca Francisco de Burgoa resguarda una colección de libros y manuscritos excepcionales y los pone a disposición de toda persona interesada.

Este acervo se conforma principalmente de libros que pertenecieron a los conventos de Oaxaca, la mayoría provienen del fondo bibliográfico de los dominicos, quienes interesados en su formación, tuvieron bibliotecas en sus diferentes conventos.

En la biblioteca existe una gran variedad de temas, no sólo religiosos, también políticos, de historia, geografía, medicina, arte, entre otros. Los libros que conforman el acervo se encuentran en diversas lenguas como latín, francés, castellano y alemán así como zapoteco, mixteco, mixe y náhuatl.

: : COLECCIONES

Colecciones

En la Biblioteca Francisco de Burgoa destacan diversas colecciones:

Fondo Conventual:

Formado por los libros que pertenecían a las bibliotecas de los conventos que existieron en Oaxaca.

Colección Especial:

Integrada por bibliotecas particulares de destacadas personalidades como Benito Juárez Maza, Aurelio Valdivieso, Matías Romero, Jacobo Dalevuelta, Manuel Brioso y Candiani, Jorge Fernando Iturribarría y Luis Castañeda Guzmán.

Colección de Manuscritos:

La colección de documentos está integrada por un conjunto de manuscritos procedentes de diversas instituciones eclesiásticas y civiles. De las instituciones eclesiásticas se conservan documentos provenientes del Obispado de órdenes religiosas, resaltando los documentos de los dominicos por la abundancia y por la importancia que tuvieron. De instituciones civiles se encuentran de la Alcaldía Mayor, procedentes de las diferentes instancias del Gobierno Virreinal y del Cabildo Civil, documentos en su mayoría de orden legal sobre la transacción de bienes.

Colección de Referencia:

Formada por diccionarios, enciclopedias, repertorios bibliográficos y libros de consulta.

Otras colecciones:

La Biblioteca Francisco de Burgoa también cuenta con un pequeño acervo de fotografías. La Sra. Gloria Larumbe Reimers donó algunas fotografías de los días posteriores al sismo el 14 de enero de 1931, tomadas por el Ing. Enrique Cervantes para el doctor José E. Larumbe. Las imágenes muestran detalles de los daños causados por aquel temblor que afectó particularmente a la ciudad de Oaxaca.

: : JOYAS BIBLIOGRÁFICAS

Joyas Bibliográficas

La Biblioteca Francisco de Burgoa es un tesoro histórico. Entre sus bienes más preciados se encuentran once incunables; nueve impresos mexicanos del siglo XVI; un manuscrito en latín de fray Bartolomé de las Casas; el primer impreso oaxaqueño, que data de 1720 por doña Francisca Flores; una biblia políglota impresa por Cristóbal Plantino entre 1572 y 1575, entre muchos otros.

Incunables

Arte y Literatura

Ciencia y Geografía

Religión

Otros Tesoros


Joyas Bibliográficas

: : INCUNABLES

Los incunables son los libros impresos en el siglo XV, es decir, aquellos realizados en la primera centuria del gran invento de Gutenberg: la imprenta. La palabra incunable proviene del latín in cunabula que significa en la cuna, aludiendo a los inicios de la imprenta.

A continuación se mencionan algunos de los que se encuentran en la Biblioteca Francisco de Burgoa:

: : [ San Buenaventura. [In] librum primum sententiarum [expositio], Nuremberg, s.i., ca. 1491. ]

San Buenaventura (1221-1274) es considerado como el segundo fundador de la orden franciscana por la prudencia y energía que desplegó durante su generalato al frente de la orden seráfica y, sobre todo, por haber afianzado la tradición intelectual de los franciscanos.

La abundante obra de San Buenaventura brilla tanto en la investigación teológica como en la filosófica. Comentó los libros Sententiarum de Pedro Lombardo, para discernir cuestiones filosóficas, teológicas, canónicas y morales, estructurando un sistema filosófico-teológico que apoyaría a la tradición científica franciscana.

Precisamente, el comentario a los cuatro libros de las sentencias de Pedro Lombardo es el contenido de los dos tomos que posee la Biblioteca Francisco de Burgoa, en una espléndida edición de Nuremberg, en la que lamentablemente no se menciona al impresor del año de 1491. El ejemplar destaca por las hermosas letras capitulares y signos separadores de párrafos pintados a mano.

Joyas Bibliográficas

: : Bartolomé de Ledesma. De septem novae legis sacramentis summarium, México, Antonio de Espinosa, 1566.

Fray Bartolomé de Ledesma nació en Niera, provincia de Salamanca, en 1524. Tomó el hábito de Santo Domingo en el convento de San Esteban, en 1543. Llegó a México con el arzobispo Alonso de Montúfar. Fundó en Oaxaca el Colegio de San Bartolomé y el convento de religiosas de la Concepción, tenía una cátedra de Teología Moral en su iglesia. Las ganancias de las dos ediciones de su obra las donó al convento de San Esteban de Salamanca. Murió en 1604.

La publicación de la obra que custodia la Biblioteca Francisco de Burgoa se realizó en casa de Antonio de Espinosa que fue el segundo impresor que se estableció en la Nueva España. Su taller fue considerado el mejor equipado del siglo XVI.

Joyas Bibliográficas

: : [Benito Hernández. Doctrina cristiana en lengua mixteca, México, Pedro Ocharte, 1568.]

Fray Benito Hernández tomó el hábito de la orden dominica en el Convento de San Esteban, en Salamanca. Llegó a México por medio de Fray Vicente de las Casas. Lo destinaron a la región Mixteca donde aprendió en poco tiempo la lengua de aquella región. Lo enviaron a evangelizar a Achiutla porque el padre que estaba ahí no conocía la lengua y por lo mismo no había logrado una buena comunicación con los habitantes del lugar. El fraile no tuvo un buen recibimiento, ya que pretendía acabar con las idolatrías y destruyó el panteón de Chalcatongo, situado en uno de los cerros más altos de la Mixteca.

Esta Doctrina Cristiana en lengua mixteca es un intento para entender a los indígenas y enseñarles la nueva fe. Desgraciadamente, este ejemplar único en el mundo se encuentra incompleto, carece de portada y de colofón. La obra está escrita en la variante del mixteco de Teposcolula.

: : ARTE Y LITERATURA

Arte y Literatura

: : Andrés Jiménez. Descripción del Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial: su magnifico templo, panteón, y palacio, Madrid, Antonio Marín, 1764.

En la segunda mitad del siglo XVIII se alcanza en España un alto grado de perfección y calidad en las artes gráficas, el arte del grabado progresó y dió como resultado hermosas ediciones que se conservan hasta nuestras fechas.

La obra de Fray Andrés Jiménez salió a la luz bajo el patronato del Rey Carlos III, a quien la historia ha reconocido por sus sobresalientes méritos en la promoción de la cultura.

La Biblioteca Francisco de Burgoa cuenta con un libro de Fray Andrés Jiménez que contiene dieciocho láminas diseñadas y grabadas con gran pulcritud. El mérito de la obra, lo reconoce el mismo Jiménez en su prólogo; haber continuado y enriquecido la tradición que crearon los dos historiadores del Real Monasterio que le antecedieron; José de Sigüenza y Francisco de los Santos.

La Biblioteca Francisco de Burgoa cuenta también con la obra de éste último. Estas obras son las fuentes historiográficas fundamentales para el pleno conocimiento del Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial.

: : Juan de Arfe y Villafañe. De varia commesuracion para la Escultura y Arquitectura, ed. viuda de Bernardo Sierra, Sevilla, Andrea Pescioni y Juan de León, 1585.

El linaje de los Arfe, orfebres españoles de los siglos XV y XVI, está estrechamente unido, por una parte, a las espléndidas custodias u ostensorios que aún hoy se usan y se admiran en algunas catedrales de España, como Toledo, Sevilla, Ávila y Valladolid, y por otra con algunos de los motivos inspiradores del arte plateresco.

Esta obra es importante para la historia de arte española, y gracias a este texto, Juan de Arfe se hace famoso como tratadista. El libro contiene grabados de figuras geométricas, esferas, relojes, el cuerpo humano con el esqueleto y los músculos dibujados, animales y órdenes arquitectónicas e incluso piezas de culto eclesiástico.

No hay certeza de que Arfe fuera el tallador de las maderas, por esto es más prudente colocarlo entre los que inspiraron la elaboración de libros ilustrados, más que entre los talladores.

Arte y Literatura

: : Juan de Solórzano Pereira. Emblemata regio política, Madrid, Domingo García Morras, 1653.

La emblemática fue una manifestación literaria que se desarrolló en los siglos XVI, XVII y XVIII tanto en Europa como en Hispanoamérica.

Los grabadores flamencos fueron quienes dominaron las técnicas del grabado en el siglo XVII, esto no impidió que artistas como Roberto Cordier, figura notable del grabado francés, participaran en la ilustración de libros de autores españoles. Cordier realizó los cien grabados de la obra de Solórzano. En esta obra los textos se acompañan de imágenes que visualmente interpretan las ideas.

: : CIENCIA Y GEOGRAFÍA

: : Claudio Ptolomeo. Geographicae enarrationis libri octo, ed. Juan Koberger, tr. Jacobo Angelo, Estrasburgo, Juan Grieningero, 1525.

El astrónomo, matemático y geógrafo, Claudio Ptolomeo, nació en Egipto. Los datos sobre su vida son escasos, pero su obra es muy conocida. Su obra ha sido la fuente principal de la geografía moderna. Geografía, obra que ejercería la mayor influencia en la cartografía de los estudiosos islámicos y durante el periodo del Renacimiento en Europa.

Cabe mencionar que a principios del siglo XV hubo importantes modificaciones en la manera de concebir el mundo y plasmarlo gráficamente. Esto se debe a que Jacobus Angelus tradujo al latín la magna obra de Ptolomeo, olvidada por los estudiosos en occidente, pero conservada por los geógrafos árabes.

Ptolomeo supuso que el cielo debía tener cierto orden, imaginó cómo era y luego lo usó para perfeccionar el estudio de la geografía. Comparó las distancias conocidas sobre la tierra con cierto número de grados de la esfera celeste para determinar así la distancia entre el ecuador y algunas ciudades de su época. También se valió del conocimiento de la distancia entre algunas estrellas para mejorar el diseño de los mapas conocidos hasta entonces.

: : RELIGIÓN

: : Felipe Bonanni. Ordinum religiosorum in Ecclesia Militanti catalogus, 3a parte, Roma, Jorge Plachi, 1710.

Una obra como ésta en nuestros tiempos no sería posible, pues los clérigos, religiosos o seculares, así como las religiosas o monjas han dejado de usar los hábitos que desde su respectiva fundación los distinguieron, o los usan sólo en circunstancias excepcionales. Pero en el siglo XVIII era necesaria debido a el gran número de órdenes y congregaciones religiosas tanto de varones como de mujeres.

El haber redactado y publicado su obra en Roma ofreció al autor, típico representante de la erudición eclesiástica, un magnífico observatorio, pues desde tiempos muy antiguos las diversas órdenes religiosas han tenido en la ciudad eterna su representación oficial. El autor, además, se valió de la calidad del impresor Jorge Plachi, así como del arte del dibujante Andrés Orazii y del grabador Arnoldo Wanvesterouth.

: : OTROS TESOROS

Otros Tesoros

: : CARTA DEL MARISCAL AQUILES BAZAINE.

Documento manuscrito dirigido a Juan Pablo Franc en 1865. El 9 de febrero de 1865 cayó la ciudad de Oaxaca en manos de las tropas francesas. Los defensores republicanos al mando del general Porfirio Díaz se rindieron ante el Mariscal Aquiles Bazaine, jefe supremo de las fuerzas invasoras, quien dirigió personalmente las operaciones militares.

Casi dos meses después, ya de regreso en la capital del país, Bazaine escribió una carta a Juan Pablo Franc, quien fungía como prefecto superior del entonces Departamento de Oaxaca. El tema central de la misiva era la situación política en la estratégica región del Istmo de Tehuantepec, ya que la población de dicha zona, dominada por Remigio Toledo y sus “Patricios” se había adherido al imperio de Maximiliano, en tanto que los juchitecos seguían leales a la República.

Bazaine estaba convencido de que el control total de aquella zona permitiría avanzar hacia Chiapas y lograr el exterminio de los grupos liberales que todavía quedaban. Esta misiva, como otras del mismo período, cayó en manos de los liberales oaxaqueños cuando, a fines de octubre de 1866, los hermanos Díaz lograron la rendición de las tropas imperiales que guarecían a la ciudad de Oaxaca y es posible suponer que fueron depositadas en el archivo del Instituto de Ciencias y Artes del Estado por el licenciado Félix Romero, quien fungió como director en aquél tiempo.

Esta carta, emblemática de la riqueza histórica, también se puede encontrar en este recinto.

: : MATERIAL SOBRE LA ONCOCERCOSIS

Dibujos, mapas, apuntes, estadísticas y fotografías sobre la campaña en contra esta enfermedad, realizados por Francisco Reyes Salgado.

La oncocercosis es una enfermedad que se transmite por medio de la picadura un mosco y produce ceguera. A partir de 1915, este mal se convirtió en una preocupación nacional, debido a la cantidad de personas afectadas, especialmente en la zona de Veracruz, Oaxaca, Chiapas y Guatemala.

El Dr. José E. Larumbe fue quien identificó la zona oncocercósica en Oaxaca, y a partir de 1925 comenzaron las expediciones médicas especializadas para erradicar esta enfermedad. De 1932 a 1946 se llevó a cabo la campaña en el estado de Oaxaca con brigadas permanentes, mismas que se siguen realizando. El Dr. Larumbe describe la siguiente impresión sobre los habitantes de Tiltepec: “eran verdaderos espectros ambulantes, estaban en su mayoría atacados de ambliopía y sus rostros demacrados, sus cuerpos desnutridos y su aspecto exterior desaseado en grado extremo”.

El material que se exhibe en una de las vitrinas de la Biblioteca Francisco de Burgoa procede del trabajo minucioso que realizó Francisco Reyes y que su esposa guardó a través de los años. Fue ella quien decidió donar el material a un lugar seguro para que se conserve, difunda y se ponga al alcance de las personas interesadas.

La Biblioteca Francisco de Burgoa agradece a la Sra. Gloria Larumbe, a la Sra. Rosa González, viuda de Reyes y al Ing. Vicente Reyes su confianza al donar estas magníficas obras de gran interés científico para que puedan ser consultadas y difundidas.

Dentro de nuestras publicaciones puedes encontrar Las Joyas Bibliográficas de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, donde se analiza la importancia histórica de este y otros ejemplares.

Escudo Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca El Ocaso del Libro de Papel